«Ahora me doy cuenta de que morir es fácil. Lo duro es vivir»